domingo, 5 de octubre de 2014

Dieta FODMAP en pacientes con Síndrome de Crohn, Colitis Ulcerosa, SII e Intolerancia a la Fructosa.



 ¿Que es la dieta FODMAP?

FODMAP es el acrónimo en inglés para los "Fermentable Oligosacharids, Disacharids, Monosacharids And Polyols", que traducido es "Oligosacáridos (Fructanos, Galactanos), Disacáridos (Sacarosa, Lactosa), Monosacáridos (Fructosa) y Polioles (Sorbitol, Maltitol, Lactitol) Fermentables ",  presentes en algunos alimentos que consumimos habitualmente.
El término fué acuñado por la doctora Sue Shepherd para referirse a la Low FODMAP Diet, diseñada en 1999, como pauta dietética para pacientes con problemas de Síndrome de Intestino Irritable (SII), hoy ampliamente aceptada por la comunidad científica como tratamiento paliativo de los síntomas que el SII ocasiona.

Los alimentos contienen azúcares de forma natural que en personas sanas son digeridos en el intestino delgado, antes de alcanzar el colon (intestino grueso). Pero en algunas personas con trastornos digestivos, esos azúcares pasan por el tubo digestivo sin ser absorvidos y alcanzan el colon, donde actúan como alimento para las baterias allí presentes, sometiéndolos a su digestión/fermentación. De dicho proceso se forman
anhídrido carbónico, hidrógeno, ácidos grasos de cadena corta, metano y otros compuestos, lo que en conjunto y según la cantidad ingerida, ocasiona los síntomas comunes a la Malabsorción de Fructosa como pueden ser: distensión abdominal, eructos, flatulencias, reflujo y acidez gástrica, indigestión, vómitos, náuseas y cefaleas.

En pacientes con tendencia diarréica, se dan trastornos de la motilidad gástrica e intestinal con incontinencia al irritarse la mucosa intestinal, excitando los movimentos peristálticos y estimulando la evacuación (los polioles como el sorbitol o lactitol o maltitol tienen efectos laxantes), mientras que el consumo de alimentos ricos en FOS (fructoligosacáridos como la inulina) o GOS (galactooligosacáridos como rafinosa o estaquinosa) producen gran cantidad de gas metano que empeora el cuadro de constipación en pacientes predispuestos al estreñimiento.


La terapia dietética está orientada a restringir o limitar temporalmente los alimentos desencadenantes de síntomas, para posteriormente y según tolerancia individualizada, ir incorporando de uno en uno los alimentos restringidos hasta cantidades que sean bien toleradas, es decir, que no ocasionen síntomas.

Nunca deben dejarse de consumir de manera definitva las frutas, a pesar de ser el alimento con más contenido de fructosa y en determinados casos polioles, pues aportan gran cantidad de vitaminas y minerales neccesarios para una dieta sana y equilibrada. Su restricción total está desaconsejada porque puede ocasionar déficit nutricionales, si bien la dieta sin/baja en FODMAP normalmente es deficitária en vitamina C y ácido fólico, por lo cual se aconseja tomarlos en forma de suplementos.


Pauta dietética : restricción de Fructosa / Sacarosa /sorbitol


En anteriores entradas, ya hemos comentado que la Malabsorción de fructosa se dá por un fallo en el transportador GLUT5 también para la glucosa, razón por la cual, la ingesta conjunta de glucosa y fructosa mejora la absorción de ésta última.

Para que se dé un estímulo de GLUT5, los alimentos ingeridos deben contener una ratio de a 1 en favor de la glucosa respecto a la fructosa, teniendo en cuenta que la sacarosa está compuesta por ambos azúcares, y por lo tanto, también computa.
A la GLUCOSA también se la conoce como DEXTROSA, son exactamente lo mismo, y a pesar que en ocasiones se pueda obtener del maíz, otras del trigo, su consumo es seguro y apto para personas con sensibilidad al gluten, pues la obtención del azúcar no tiene nada que ver con la glucoproteína. 

Por desgracia, la glucosa libre no se encuentra en estado natural, sí está presente en mayores cantidades en algunos alimentos respecto a otros, como calabazas, apio, pimientos rojos, pero siempre se presenta acompañada por otros azúcares.

Por ésta razón, yo compro GLUCOSA PURA online a través de éste link
==> http://www.bulkpowders.es/dextrosa.html

Son rápidos en la entrega y muy profesionales, la compra es segura.

Podéis adquirir glucosa pura en farmacias bajo encargo, normalmente sirven la de Ecofarma, pero no es apta para consumir tal cual, si no para elaborar fórmulas magistrales con ella.

Otros azúcares aptos derivados de la Dextrosa son : maltosa = varias cadenas de glucosa unidas, también la malatodextrina y la maltodextrosa.

Para mejorar la absorción de alimentos con una ratio desfavorable de a 1 respecto la fructosa, se pueden tomar un poco de agua con una cucharada de postres de glucosa 15 minutos antes de la comidas, o si se trata de un postre o una pieza de fruta, endulzarlo con glucosa.

Además, la glucosa nos servirá para controlar las hipoglucemias (yo soy propensa cuando inigero un alimento con demasiada fructosa) o para elaborar postres caseros aptos.


El sorbitol, por el contrario, inhibe la captación de fructosa en cantidades tan mínimas como sólo 0.5gramos/100gramos de alimento ingerido, aumentado el riesgo de aparición de síntomas: se debe evitar totalmente ingerir alimentos que contengan fructosa y sorbitol, pues el sorbitol inhibe la absorción y degradación de la fructosa.

El sorbitol se encuentra de modo natural en algunos alimentos (como duraznos, melón, sandía, dátiles, caquis, ciruelas o ciruelas pasas), en algas (como alga roja y nori), algunos frutos secos (avellanas) y de forma artificial con el nombre “Sorbitol” E-420 / E-420i o “Jarabe de Sorbitol” E-420ii en productos dietéticos (productos light), bollería industrial (productos sin azúcares), productos de cosmética (lociones hidratantes, pintalabios), productos de higiene (colutorios, dentríficos) o fármacos (pastillas y jarabes).

Cabe mencionar además los estéres de sorbitán presentes en cremas y fármacos, también procedentes del sorbitol.


Otros azúcares seguros son la galactosa y la lactosa, salvo en aquellos pacientes con intolerancia demostrada de lactosa o una enfermedad poco común, pero muy severa, llamada Galacosemia.

La lactosa está presente en todos los lácteos, y la galactosa se encuentra en los lácteos, legumbres (ingluye la soja y los guisantes), y en pequeñas cantidades en algunas frutas y hortalizas como tomates, calabazas, zanahorias, caquis, bananas, y también en productos de "casqueria" como hígados, riñones y corazón de animales.

Los alimentos sin lactosa tienen la particularidad que han sido sometidos a un proceso de deslactosado añadiéndoles enzima lactasa, que descompone la lactosa en glucosa y galactosa, haciéndolos más digestivos a aquellas personas con intolerancia a la lactosa.
También hay a la venta suplementos enzimáticos de lactasa que tomados unos minutos antes de las comidas que contienen lactosa, ayudan a digerirla, por ejemplo Nutira (Normal, Forte o Masticable) o Lactosolv. En mi caso, prefiero Lactosolv.

Nota: las personas con galactosemia y alergia/intolerancia a la proteína de la leche, NO deben consumir alimentos deslactosados, por contener galactosa y proteínas/caseínas de la leche.
Los suplementos de lactasa no les son de utilidad.
Deben eliminar de por vida toda fuente de proteína láctea en su dieta.

Por todo ello, y en resumen, la dieta FODMAP no sólo limita los alimentos con alto contenido en fructosa, si no también aquellos que de forma indirecta la contienen o pueden liberar ciertas cantidades en el intestino e hígado, como el sorbitol, la rafinosa, la estaquinosa o la manosa.

Los Frucooligosacáridos (FOS/inulina/levulosa)  también son problemáticos porque contiene cadenas largas de fructosa, llamados fructanos, presentes en alimentos integrales, en las legumbres, y aunque en menor cantidad, también  en el trigo, el centeno, el kamut, la avena y la espelta.
Éstos cereales también suelen ser problemáticos en aquellos casos de pacientes con sensibilidad simultánea al gluten, por contenerlo.


Es preferible tomar harinas refinadas blancas a las integrales, y siempre que sea posible, alimentos panificados y de bollería que sólo contengan trigo o centeno, pero se debe evitar la mezcla de ambos.

Se puede tomar cereales de desayuno de arroz o maíz, siempre que no estén endulzados con sacarosa o miel o cualquier otro tipo de endulzante no permitido.

Los salvados y germinados no están permitidos por contener grandes cantidades de inulina (fructanos) y fructosa.

Mención especial es para la harina de maíz, pues el maíz y sus derivados como el Jarabe de Fructosa, Harina y Almidón, o maíz enlatado, además de contener fructosa, en su versión completa contienen fructanos (palomitas de maíz, aunque sean caseras), manitol y xilitol (en el maíz fresco comoen el enlatado).

Hay pacientes que toleran los panificados y bollería que contienen almidón de maíz, y otros que no. Se debe probar la tolerancia en cada caso.
(En mi caso, me cae mal en toda sus versiones.)

El maíz en todas su versiones es apto para personas con sensibilidad al gluten.

El arroz blanco y sus derivados es el único cereal que no produce gases, por no contener ni fructosa, ni fructanos. Su consumo también es apto para aquellas personas que presentan además sensibilidad al gluten/celiaquía, por no contener gluten.

El arroz blanco y la leche de arroz son recomendables tomarlos cuando hay gastritis y cólicos diarréicos.

La féculas blancas como el almidón de patata y yuca, son además de muy digestivas, muy apropiadas en casos de gastritis, porque favorecen la cicatrización de la mucosa gástrica y calman la irritación intestinal.
Son aptas tanto para la elaboración de repostería como panadería, en esepecial la yuca/mandioca, que no precisa ni levaduras ni gasificantes para conseguir volumen en sus masas.

Las harinas blancas también puede usarse como espesante para salsas de guisos, tempuras y rebozados, siendo las de mejor elección por su ligereza y poca tendencia a hacer grumos la harina de arroz y la fécula de patata, y el almidón de yuca/mandioca como espesante.


Dieta alta en proteínas y Baja en Grasas.

Junto con la Malabsorción/Intolerancia a la Fructosa, a menudo se acompaña malabsorción de lípidos, es decir, de grasas, por lo que la dieta debe ser en la medida de los posible rica en proteínas animales o vegetales de calidad, pero baja en grasas, siendo de especial interés los ácidos grasos de cadena media y larga, los Omega3 y los Omega6 y los aminoácidos esenciales como la glutamina, que favorecen la remisión de la inflamación intestinal y su proceso de regeneración celular.
Podemos encontrar éstos ácidos grasos además de una buena fuente de glutamina en : carnes y pescados crudos, aceite de coco, aceite de palma, aceite de oliva, frutos secos y lácteos.

Son preferibles las carnas blancas y magras como : el pollo de corral o ecológico, el conejo, el pavo, jamón dulce (sin azúcares añadidos).
Las carnes rojas son aceptadas siempre que no se ingiera sus grasas: cordero, ternera, buey, caballo, potro.
El jamón salado es aceptado si no contiene lactosa ni otros azúcares y cuando no hay brote en activo.

Los pescados frescos son bien tolerados frescos, pero mal tolerados en conserva cuando se acompañan de aceite de oliva virgen o extra. Algunos pacientes toleran mejor las conservas en aceite de girasol.
Las conservas "al natural" son las óptimas y con mayor grado de tolerancia.

Son preferibles los pescados azules como salmón, mayra, caballa y atún en períodos de remisión, y cuando hay síntomas son mejores elecciones la trucha salmonada y los salmonetes.
El bacalao suele mal tolerado en casi todos los casos.
Los pescados blancos mejor tolerados son el lenguado, el rape, la merluza y la dorada.
Los mal tolerados son los grasos como la panga, el halibut.
En períodos de remisión se puede evaluar la tolerancia personal con la lubina y el besugo.

En cuanto a los lácteos, no hay suficiente información que contradiga su consumo tanto en pacientes con Malabsorción de fructosa como aquellos quienes sufren algún tipo de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), pero sí se ha establecido una correlación entre mejor tolerancia y los productos desnatados/descremados.

Siempre que sea posible es conveniente tomar yogures deslactosados desnatados sin azúcares añadidos por ser alimentos pre-digeridos por los fermentos lácteos presentes.
Son buenas opciones pero de consumo limitado a una o dos veces por semana, los quesos frescos tipo Burgos de Arias (los hay deslactosados desnatados) y las leches deslactosadas desnatadas.

Para aquellas personas que son además intolerantes/alérgicas a la proteína de la leche, hay yogures de soja en el mercado que no contienen ni almidones, ni azúcares, ni proteínas lácteas, ni lactosa ni gluten : son los Yogures SOJASUN con Bifidus, de venta en Carrefour, Esclat, Bonreu, Al Campo, Corte Inglés y Hipercor.

(NOTA : si queréis saber más sobre dónde comprar quesos y yogures de soja, marcas, etc... os dejo el link del antiguo blog que inauguré hace unos años debido a mi anterior diagnóstico --> http://singlutensinlacteos.blogspot.com.es/2013/06/marcas-de-queso-sin-glutensin-proteina.html)


Los huevos son buena fuente de proteínas además de contener los aminoácidos esenciales para el organismo, y pueden consumirse por dos o tres veces a la semana, pero siempre en forma de tortilla, revueltos, pochados o pasados por agua. Los huevos duros y fritos acostumbran a dar problemas de indigestión y gases.

Los aguacates y frutos proporcionan grasas omega3 y omega6, así como minerales que ayudan a desinflamar y sanar el intestino: zinc, magnesio, calcio, hierro y fósforo. Sin embargo, no todos los enfermos de MF /IHF los toleran.

Las nueces de todo tipo suelen ser bien toleradas, pero no más de 3 al día.
No se deben comer avellanas por contener sorbitol y fructosa en exceso, tampoco los piñones y las almendras,que son ricos en sacarosa.
Totalmente prohibidos los pistachos, por contener mucha sacarosa y fructanos, lo que los hace de difícil digestión, ocasionando muchos gases y en algunos casos, diarrea.

Por último, la soja también es buena fuente de proteínas y libre de grasas, pero no sienta bien a todos los pacientes. Por ello, deberá probarse la tolerancia personal, y siempre preferir los productos fermentados como yogures, miso, tofu duro o blando y alguna salsa de soja o tamari que no contenga ni azúcares, ni alcohol, ni trigo.

Método de cocción  de los alimentos.

 
Siempre que se pueda se optará por alimentos cocidos, limitando el consumo de alimentos crudos, en especial las ensaladas. Las frutas pueden consumirse crudas, pero en caso de brote siempre es mejor cocidas o horneadas que al vapor.

Si se toleran las legumbres, éstas deberán dejarse en remojo por un mínimo de entre 10 y 12 horas, cambiando el agua cada 4 y limpiándolas bien.
Deben cocerse hasta que se partan solas, para aumentar la tolerancia, hacerlas más digestivas, y eliminar al máximo el exceso de fructosa y fructanos.
Sin embargo, las legumbres son ricas en fibras, por lo que será preferible comerlas pasadas por el pasapurés o el colador "chino", o retirarles la piel externa.
En algunas dietéticas, venden legumbres ya cocidas y peladas.
Las legumbres en forma de "humus" con un poco de aceite y sal son bien toleradas incluso en caso de brote.

Las verduras y hortalizas deberán cocerse hasta que quede blandas y desechar el agua de cocción, pues es donde quedan los azúcares.
Hay que tener especial atención con los caldos caseros: son recomendandos las sopas y caldos de carne (en especial de huesos y cartílago), pescado y/o marisco ÚNICAMENTE, o si se prefiere, deben añadirse verduras aptas en la dieta, como patatas, acelgas, espinacas, perejil, judías verdes.

La zanahoria está restringida a poco más de unos 50 gramos diarios, por contener mucha sacarosa, inulina e incluso algo de sorbitol. Si se tolera se puede incorporar a los caldos.

NO deben usarse coles, puerro, ajos y cebollas, por ser muy  flatulentas al conenter fructanos y polioles.

Hay gente que tolera el apio muy cocido y en pequeñas cantidades, pero cabe recordar que a pesar de ser rico en glucosa, contiene pequeñas cantidades de fructanos y un poco de sorbitol, por lo que mejor consumirlo moderadamente.

Las cremas de verduras deberán contener únicamente verduras aptas como judías verdes, berenjena, calabacin, patatas, yuca, calabaza, acelgas y espinacas.


Los métodos de cocinado de elección serán las cocciones largas, horneados, asados, plancha y brasa. El vapor preserva los nutrientes de los alimentos, de modo que no elimina el exceso de azúcares que contiene, razón por la cual no es un método adecuado, aunque en algunos casos sí puede usarse para carnes o pescados, y alguna verdura o hortaliza apta como las judías verdes  o la patata, pues no son demasiado ricos en fructosa.

Suplementos dietéticos. 


Debido a que la dieta FODMAP limita las frutas, a menudo suele conllevar déficit de Vitamina C  y Ácido Fólico, por lo que se aconseja tomarlos en forma de suplemento.
De hecho se ha demostrado que combinar la vitamina C y el ácido fólico durante las comidas, ayuda a asimilar mejor la fructosa.

También puede ayudar en las digestiones tomar suplementos de enzimas digestivos 20 minutos antes de las comidas, y probióticos durante la comida o immediatamente después, pero siempre bajo recomendación médica.


Para que los probióticos sean efectivos, no deben tomarse con bebidas o comidas muy calientes ni con bebidas y alimentos demasiado ácidos, pues los medios ácidos (como los propios jugos gástricos) o muy calientes destruirían las cepas probióticas.




7 comentarios:

  1. Hola!! Me acaban de poner la dieta fodmap y la verdad es que ando un poco loca leyendo etiquetas ya que lo que no tiene gluten es integral y lo que no lleva sacarosa o sorbitol vaya lio!!! Suete que he encontrado este blog y las marcas me facilitaran un poco la tarea. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Saludos Montse
    Últimamente tengo el blog algo aparcado por temas médicos, pero lo actualizaré con nuevas entradas y productos aptos en cuanto pueda.
    Puedes también unirte al grupo de Facebook donde hay gente que comparte recetas, productos aptos, lugares donde conseguirlos....

    Por si te interesa --> https://www.facebook.com/groups/sinlactosasinfructosa/

    Muchas gracias por comentar y pasarte por el blog, un saludo!

    :o)

    ResponderEliminar
  3. Hola, podrías explicarme porque es mejor hornearlas o cocerlas que hechas al vapor, no entiendo muy bien porque.... supuestamente al vapor conservan mejor las propiedades ¿o es por alguna otra razón?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hervir las verduras ayuda a reducir la cantidad de fructosa/fructanos que contienen.
      Hay verduras/hortalizas con alto contenido en fructosa/fructano que es mejor comerlas hervidas, como : alcachofa, espárrago, coliflor, brécol, col, coles de bruselas, cebolla, zanahoria, apio, ajo.

      Otras tienen una ratio glucosa:fructosa en favor de la glucosa, por lo que no es necesario hervirlas y pueden comerse al vapor o asadas, como : calabaza, berenjena, calabacín, judía verde, acelga, espinaca, patata, pimiento rojo.

      Las verduras y hortalizas que contienen a la vez fructosa/fructano+polioles, no son aconsejables, ni tan sólo hervidas, pero si hay que tomarlas, es preferible cocerlas mucho y no tomarlas mezcladas con otras que a su vez tengan mucho fructano o fructosa, como : pimiento verde, champiñon, coliflor, boniato, nabo.

      Saludos

      :)

      Eliminar
  4. Necesito una idea de un menú. Como hay que repartir la comida del día en 5 veces ando bastante desorientada. Desde ya le quedo muy agradecida

    ResponderEliminar
  5. Me olvidé tengo intolerancia a la lactosa y fructosa.

    ResponderEliminar
  6. Me olvidé tengo intolerancia a la lactosa y fructosa.

    ResponderEliminar

Social Profiles

Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email Pinterest

Calendario

El Tiempo Ahora

Popular Posts

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.
Se ha producido un error en este gadget.

Contacta conmigo

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguidores de éste blog

Buscar en el Blog

BTemplates.com

Blogroll

Hora

About

Copyright © Sin Lactosa / Sin Fructosa | Powered by Blogger
Design by Lizard Themes | Blogger Theme by Lasantha - PremiumBloggerTemplates.com